viernes, 24 de marzo de 2017

Hermes, 'ere we go!

Con un poco de retraso sobre el resto del Universo, pero allá vamos con la prueba de acceso al servicio de traducciones de Netflix, que está realizando un rastreo a nivel casi mundial para dar con personal externo que pueda ayudar en la traducción de subtítulos, closed-captions y demás textos de su cada vez más extenso catálogo.

Tras un proceso bastante sencillo de alta en su plataforma Hermes (mucha gente se quejaba de fallos por los cuales no se generaba su código, o no se lo enviaba, o debían probar varias veces, pero la verdad que yo lo terminé en diez minutos; quizá sea porque al principio el sistema estaba saturado con la más que previsible avalancha de solicitantes), llegan las pruebas en sí divididas en cuatro secciones con textos para completar o corregir, así como otras dos con vídeos en los que hay que sincronizar varios minutos de subtítulos respetando los tiempos de los diálogos.

En total 90 minutos de test que deben arrojar un resultado superior al 80 sobre 100 para que consideren siquiera seguir contando contigo. Fingers crossed.